¿Cómo pintar la Lámina Galvanizada?

¿Cómo pintar Lámina Galvanizada Pintro?

Mucho se ha especulado acerca de si pintar o no pintar Lámina Galvanizada, pues ésta puede verse afectada con la resistencia a la corrosión que cuenta con una capa que es un tanto impermeable, o bien contratar a alguien quien alga el pintado de nuestra lámina podría costar más de lo esperado.

A continuación, te diremos qué tipo de pintura puede usarse en la Lámina Galvanizada.

Lo primero que debes saber es que las pinturas con base agua son el principal enemigo de la Lámina Galvanizada, porque provocan el pronto deterioro del material. El tipo de pintura que necesitará serán de esmalte especializado para que no elimine la pintura con prontitud.

Si nuestro material cuenta con alguna corrosión visible es necesario lijar el material hasta que este quede liso, de lo contrario podría afectar a la lámina y tener severos problemas con ello.  Cabe resaltar que usar una pintura demasiado abrasiva puede dañar nuestro galvanizado.

Antes de aplicar la lámina, lo primero que hay que hacer limpiar la superficie del material a pintar, con papel absorbente y un poco de disolvente.  En este paso saldrá mucha de la suciedad de la lámina que nos puede llegar a generar una menor adherencia de la pintura.

Una vez hecho este primer paso, ahora usaremos el esmalte directo sobre galvanizado, el cual cuenta con las siguientes propiedades:

  • Se adhiere muy bien sobre galvanizado, aluminio y cobre, alta resistencia a intemperie y rayaduras.
  • Se empieza a cubrir con la brocha o rodillo el material hasta cubrir por completo. 
  • Se debe de dejar secar hasta 6 horas y posteriormente pintaremos la otra cara o si se prefiere continuar pintando la superficie.
  • Se deja secar el material una vez pintado hasta por 16 horas y se le da la segunda mano a la pintura. 

Antes de comenzar con todo el proceso, hay que tener en cuenta de la precaución al momento de lijar la lámina ya que el polvo que surja del lijado puede afectarnos, por lo que se recomienda usar un respirador o cubrebocas industrial que nos dé una mejor protección.

Primero como en el método anterior, hay que de limpiar la superficie con papel absorbente o un poco de disolvente. Una vez esté limpio ahora a preparar la lámina a través de lijado, se recomienda una lija roja de 120 o 150 o lija para metal de 60. 

Para saber que nuestra lámina galvanizada está lista para aplicar la pintura, observaremos que no tiene el mismo brillo con el que contaba en un principio. Posteriormente se procederá a limpiar la superficie con un paño ligeramente húmedo para quitar cualquier polvo, luego se aplicará vinagre blanco y dejarlo actuar durante 2 horas. 

Trascurridas las 2 horas, ahora sí a empezar a pintar, se va a cubrir toda la superficie con la pintura y se dejará secar y posteriormente se dará una segunda mano de pintura.

Para aumentar la durabilidad, hay que aplicar esmalte procofer expert que es un poderoso antioxidante o esmalte kilate sintético que aumentan el tiempo de la aplicación de la pintura. 

 

Artículos Relacionados

¿Te interesa nuestro material?, escríbenos a info@maxacero.com

Amplia Red de Distribución

Contamos con grandes socios comerciales para llegar a cualquier parte de la República Mexicana.

mapa-red-de-distribucion-max-acero-monterrey

¿Necesitas material?

Tenemos ejecutivos de venta capacitados para atender tus dudas.