¿Cómo pintar la Lámina Galvanizada?

Fortalezas del acero galvanizado

El recubrimiento de un acero determina que tan bueno será un material en cuestión de durabilidad y resistencia, sin embargo, debido a que se piensa que los materiales de acero con acabado son más caros, muchas construcciones optan por trabajar con acero sin recubrir, lo que a la larga resulta más costoso por el número de materiales que se deben de reemplazar debido al desgaste. El galvanizado es el acabado más económico, confiable y accesible del mercado, por ello en esta entrada conocerás un poco más acerca de él.

A continuación, te contamos algunas de las fortalezas principales del acero galvanizado.

  •  

¿Cluáles son los detalles del acero galvanizado?

El acero galvanizado surge tras varios experimentos que intentaron hacer al acero al carbono más resistente, debido a que suele oxidarse en condiciones templadas con ligeros índices de humedad, como sucede en la época de lluvias. Es por ello que como solución, se implementó una capa de zinc en el acero posterior a la laminación. Es aquí en donde el acero galvanizado cobra vida, al adherirse al material y mantenerse en su superficie por mucho tiempo, evitando que el acero entre en contacto con el exterior.

El acero es un elemento que puede sufrir muchos percances si no se le da un mantenimiento adecuado, esto significa que necesita de una protección permanente que se encargue de resguardarlo de los factores que le afectan más. El Zintro, como también se le conoce al galvanizado, es un recubrimiento que requiere de poco mantenimiento y aunque a la larga se irá desgastando, su vida útil puede superar fácilmente los 20 años de uso ininterrumpido, lo que es una gran ventaja en comparación con el acero sin recubrir.

Es un acabado fácil de trabajar, transportar y almacenar, sin importar el tipo de industria que esté interesado en trabajar con un material así. Tanto para un uso comercial, industrial e incluso en usos con fines de habitabilidad, el acero galvanizado ofrece enormes beneficios. Uno de los principales es su costo, el cual es muy económico y a la larga se paga solo, ya que un acero sin protección tiende a ser sustituido en periodos muy cortos, de aproximadamente 3 a 5 años, en donde será atacado por la corrosión y oxidación.

Este acabado se usa especialmente en láminas de acero, en donde protege del desgaste y hace que el acero pueda cumplir periodos de tiempo de hasta 20 años en donde se mantiene su estructura de forma íntegra. Con un mantenimiento adecuado ese periodo puede extenderse, lo que refleja el gran valor estructural que tiene y como su costo es muy accesible para todo tipo de obras. Por ello se le puede ver formando almacenes, centros comerciales, granjas, talleres e incluso complejos residenciales en donde se le usa como un techo.

Por la misma razón forma parte de elementos mecánicos, así como se le usa para la fabricación de piezas automotrices, en el diseño de máquinas de trabajo pesado, así como en el diseño de productos electrodomésticos, en donde tiene actividad como parte de la carrocería de los aparatos, así como también tiene uso en componentes eléctricos gracias a su conductividad.

Artículos Relacionados

¿Te interesa nuestro material?, escríbenos a info@maxacero.com

Amplia Red de Distribución

Contamos con grandes socios comerciales para llegar a cualquier parte de la República Mexicana.

mapa-red-de-distribucion-max-acero-monterrey

¿Necesitas material?

Tenemos ejecutivos de venta capacitados para atender tus dudas.