¿Cómo pintar la Lámina Galvanizada?

¿Para que se usa una lámina galvanizada pintada?

¿Qué ventaja tiene el acero pintro?

El acabado pintro en el acero básicamente es una cubierta de pintura que se coloca sobre una lámina de acero (que puede tener una ligera capa galvanizada). Esto ayuda a la lámina a tener una protección más eficaz para evitar el contacto del acero con el oxígeno y prolongar la vida útil del acero mientras el producto tiene una resistencia incrementada, además de una apariencia más llamativa, gracias al color aportado por el acero galvanizado pintado. En esta entrada te platicaremos más respecto a los detalles del acero pintro.

¿Qué lamina no se oxida?

Las láminas de acero evitan o retrasan el proceso de oxidación con algún tipo de acabado que las proteja al evitar el contacto entre el oxígeno y el acero. El acero galvanizado pintado es una de las mejores opciones, pues además de un capa de pintura superior, por debajo cuenta con una protección de zinc o galvanizado que sirve como barrera protectora para el acero. Esto es de gran utilidad para las láminas pintro, ya que en cuanto algún punto de la lámina quede desprotegida por algún tipo de golpe o desgaste en sus bordes, el acero no estará vulnerable gracias al zintro.

Lo principal para evitar el óxido en las láminas de acero es un recubrimiento confiable y un mantenimiento adecuado de dicho recubrimiento. Con estos dos puntos se garantiza la superviviencia del acero por un tiempo prolongado, evitando que tenga que ser reemplazado debido a que tenga puntos de oxidación o un deterioro físico en sus bordes, que son las partes más vulnerables de una lámina de acero. Un acabado Pintro puede durar cerca de 10 años en buen estado, pero con un cuidado adecuado, este tiempo puede incrementarse.

El acabado Pintro se encarga de que la lámina de acero quede más protegida ante los elementos ambientales que suelen envejecer al acero, acelerando su ciclo de oxidación natural

¿Qué conviene más: Pintro o Galvanizado?

La elección de una lámina de acero galvanizada o pintro depende completamente del tipo de uso que el cliente le de a este producto. El acabado pintro está pensado para ser un producto que tiene un aporte arquitectónico y buenas propiedades físicas de resistencia, mientras que el acero galvanizado es un materia que tiene un buen desempeño en ambientes de alto desgaste, donde existen más factores que pueden desgastar el acabado y poner en riesgo al acero, como pueden ser materiales químicos corrosivos o humedad ambiental.

El acabado Pintro se encarga de que la lámina de acero quede más protegida ante los elementos ambientales que suelen envejecer al acero, acelerando su ciclo de oxidación natural

¿Cómo cuidar un acabado pintro?

El acabado Pintro requiere de poco mantenimiento, el cual consiste en limpiar la cubierta de la lámina en periodos cortos, sobretodo si se está en época de lluvias. El mantenimiento de acero pintro consiste en remover restos de basura o elementos que puedan asentarse en la superficie del producto, provocando acumulación de polvo y de agua de lluvia. La limpieza de acero pintro se da usando agua y jabón neutro para cuidar que no existan elementos corrosivos que puedan permanecer en su superficie, mismos que deben ser enjuagados con abundante agua.

El acabado Pintro se encarga de que la lámina de acero quede más protegida ante los elementos ambientales que suelen envejecer al acero, acelerando su ciclo de oxidación natural

¿Propiedades del acabado Pintro?

El acero pintro es considerado como un material más flexible que otros, pues tiene la capacidad para doblarse sin que el acabado se agriete o presente alguna clase de desgaste a causa del doblez. Esta cualidad es de suma importancia, pues ayuda a que los rollos de lámina pintro puedan ser utilizados para la creación de techos curvos, mejor conocidos como Arcotechos, los cuales consisten en un grupo de láminas colocadas a lo largo de un recinto de forma curva, con el fin de construir un techo curvo, con el que se necesitan menos materiales para crear un techo.

Además de esto, la lámina pintro es un material accesible, con un precio económico que permite incluso a proyectos de tamaños pequeños o medianos, hacerse con una gran cantidad de láminas o rollos pintro para completar un proyecto. Las láminas pintro pueden ser utilizadas tanto como muros como para techos, y por esta razón es que su utilidad en las construcciones es diversa, algo que también le hace tener una alta demanda, tanto para propósitos domésticos, así como para fines industriales o de manufactura.

¿Te interesa nuestro material?, escríbenos a info@maxacero.com

Amplia Red de Distribución

Contamos con grandes socios comerciales para llegar a cualquier parte de la República Mexicana.

mapa-red-de-distribucion-max-acero-monterrey

¿Necesitas material?

Tenemos ejecutivos de venta capacitados para atender tus dudas.